Los seis beneficios del queso fresco

Queso fresco

Si te encanta el queso, pero lo tienes prohibido ya sea por razones de salud o porque estás llevando a cabo una dieta de adelgazamiento, existe una alternativa saludable que no representa ningún peligro para la salud ni la silueta. Nos referimos al queso fresco.

Su contenido graso es menor, de ahí que sea más saludable, aunque esa no es la única diferencia de este producto también llamado queso blanco. Y es que esta variedad de queso tiene un sabor suave y ligero que nada tiene que ver con el de la mayoría de quesos curado, lo que puede jugar a su favor o en su contra, dependiendo de los gustos de cada persona.

Habitual de las dietas hipocalóricas, debido a su bajo contenido en grasa, el queso fresco es beneficioso para otros aspectos de la salud aparte del relacionado con la pérdida de peso. Veamos cuales son exactamente todos sus beneficios:

  1. Fortalece los huesos
  2. Ayuda a quemar grasa
  3. Aporta energía
  4. Protege las arterias
  5. Fortalece los tejidos musculares
  6. Previene la osteoporosis

Los beneficios del consumo regular de queso fresco se deben principalmente (además de a su bajo contenido graso) a su interesante aporte de vitaminas (concretamente vitamina A, vitamina B y vitamina D) y minerales como el calcio, el magnesio, el fósforo y el sodio.

Más información – Los siete beneficios del queso


Escribe un comentario