Running y tipos de pisada – Averigua si eres pronador o supinador

Personas practican el running en otoño

Si practicas el running y no estás familirizado con los tipos de pisada, te aconsejamos que inviertas unos minutos para cambiar eso. Y es que averiguar si eres pronador o supinador te puede ayudar a prevenir el dolor y las lesiones en pies y piernas. A continuación, explicamos en qué consiste cada tipo de pisada para que puedas identificar la tuya y te hagas con el calzado adecuado para tus necesidades.

Pronadores

La pronación ocurre cuando el arco se aplana en la pisada. Esto, generalmente, provoca que el pie y el tobillo giren hacia adentro al correr. Como consecuencia, pueden darse molestos calambres en las piernas y la cadera, así como dolor en la parte baja de espalda.

Para averiguar si eres pronador, toma tus zapatillas de deporte y echa un vistazo a la suela. Si la parte externa del talón y la parte delantera interior están más gastadas que el resto, entonces es muy probable que este sea tu tipo de pisada. Dado que la pronación excesiva puede causar dolor, el siguiente paso es tratar de corregirla a través del calzado. Puedes comprar tanto zapatillas como plantillas específicamente diseñadas para la sobrepronación.

Supinadores

En lo que a tipos de pisada se refiere, la supinación es completamente opuesta a la pronación. Es decir, los tobillos giran hacia fuera, alejándose del centro. El pie no se aplana en la ejecución, lo que obliga a los pies a encogerse. Esto puede causar esguinces de tobillo y fascitis plantar. Si eres una persona con los arcos altos, es muy probable que seas supinador.

Para estar más seguro, echa un vistazo a las suelas de tus zapatillas de correr para ver si efectivamente la parte externa delantera está mas gastada que el resto. Como en el caso anterior, la solución pasa por comprar zapatillas especiales.


Escribe un comentario