Qué fue del salvado de avena

salvado de avena

Desde hace un año podríamos decir que la avena ha desbancado al salvado de avena. Éste último apareció de la mano del Dr. Pierre Dukan quien introdujo en miles de casas este alimento para ayudar a bajar de peso.

A día de hoy, parece ser que es la avena la única protagonista y la única que se consume. En realidad, tanto si decimos avena o salvado de avena estamos hablando prácticamente del mismo producto. 

¿Sabrías decir cuáles son las características que los diferencian? La avena es un granos más populares del mundo, muy nutritivos y beneficiosos para la salud. Los dos empiezan como la avena mondada, es decir, el producto resultante después de que el grano de avena haya pasado un proceso de limpieza, tostado y descascarado.

Las dos tienen gran parte de las propiedades el grano original, pero son procesadas de manera diferente.

Diferencias entre el salvado de avena y la avena

Avena

Es el resultado del grano entero de avena cortado en pequeños trozos de color marrón claro, o amarillo. Dentro de la avena se incluye el propio salvado de avena. La avena puede cocinarse de múltiples maneras, acompañar recetas de bizcochos y todo tipo de postres, mezclarlo con yogures o tomarlo crudo con el café por ejemplo.

Salvado de avena

El salvado es la capa externa que recubre el grano de avena, se encuentra justo debajo de la cáscara no comestible del cereal. Se vendía por separado en las tiendas ecológicas y herbolarios. Sin embargo, hoy lo encontramos en los supermercados después de su gran auge de la dieta Dukan, antes era un producto destinado a tan sólo unos pocos consumidores.

El salvado de avena se utiliza de la misma manera que el germen de trigo, la capa externa del grano de trigo o la avena misma, ideal para repostería más saludable, yogures o incluso sopas.

Valores nutricionales

Los dos productos son ricos en vitamina B1 y contienen además, B2 y vitaminas E. Son una fuente de magnesio, potasio, hierro, zinc y cobre. Además son bajas en grasas y no contienen colesterol, es más, son buenos para reducir los niveles de colesterol malo en sangre.

El salvado contiene 5,4 gramos de proteína por cada dosis de 30 gramos y la avena posee 4 gramos de proteína.  En cuanto a la fibra el grano entero tiene 6 gramos de un tercio de una taza y 4,9 gramos el salvado de avena.

Por lo que si optamos por conseguir más fibra deberemos comprar y tomar más avena, en cambio, si queremos obtener más proteínas, entonces escogeremos el salvado de avena. Por esta misma razón, Pierre Dukan aconseja el salvado.


Escribe un comentario