Cómo prevenir y eliminar los puntos negros

Cutis perfecto

Los puntos negros son una de las imperfecciones cutáneas que a más gente afectan. Pueden aparecer por todo el rostro, aunque la zona más habitual de esta acumulación de células muertas en los poros de la piel es la nariz.

Son algo muy poco agradable, que da a la piel una aspecto nada favorecedor. Sin embargo, la buena noticia es que, aunque requiere de unos cuidados constantes, son relativamente fáciles de eliminar y de prevenir.

Más allá de mantener siempre el cutis limpio con las medidas de higiene básicas (entre tres y cuatro lavados de cara diarios y aplicación de cremas limpiadoras una vez al día), existen métodos específicos que ayudan a mantener la cara libre de puntos negros.

Si se trata de puntos negros cuya profundidad no es demasiado grande, que son por tanto de tipo superficial, dos exfoliaciones suaves semanales serán suficientes para mantenerlos a raya. En cambio, en los casos en los que están muy arraigados en el poro hay que optar por otra clase de soluciones.

La primera de ellas consiste en presionar los poros con los dos dedos índice después de haber aplicado una compresa humedecida en agua caliente con sal. La otra opción es algo más complicada: una mascarilla de tomates maduros aplicada en el rostro durante media hora, la cual ha de retirarse con abundante agua fría transcurrido este tiempo.

Más información – Ejercicios faciales contra la aparición de papada


Escribe un comentario