Proteger los huesos sin consumir lácteos

 Esqueleto humano

Contrariamente a las recomendaciones médicas, el consumo de tres productos lácteos al día no limita, sin embargo, el riesgo de osteoporosis. Los científicos subrayan incluso que la ingesta de calcio no es lo más importante para combatir esta enfermedad, y que es preferible practicar una actividad física con cierta regularidad. Así pues, proteger los huesos sin consumir lácteos implica cierto estilo e higiene de vida.

Lo que importa es la velocidad a la cual el calcio se elimina de nuestro organismo. Al parecer un gran consumo de proteínas animales contribuye a aumentar la pérdida de calcio por la orina, nutriente que se encuentra justamente en gran cantidad en los productos lácteos. La población que consume principalmente una alimentación vegetal no sufre fracturas de cadera y osteoporosis, y eso que no consume muy poco calcio.

La composición de estos alimentos no está prevista por el organismo humano, sino por el de un ternero cuyas necesidades son completamente diferentes de las nuestras. Por eso es bueno recordar que la leche materna de una mujer es pobre en calcio (sólo 30 miligramos), lo que no impide que el niño tenga un correcto crecimiento. Además, los productos lácteos contienen elementos alergógenos, como la lactosa que se tolera mal por el organismo, las hormonas del crecimiento, los antibióticos, un exceso de vitamina D, y de colesterol malo.

Más información – Queso, yogur y lácteos


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario