Propiedades de la zanahoria

Jugo de zanahoria

Las zanahorias son uno de los vegetales más aprovechados debido a su sabor y a sus propiedades alimenticias; pueden consumirse crudas, cocidas, fritas o al vapor, así como en comidas preparadas para bebés e incluso para animales domésticos.

Son fuente de numerosas vitaminas, entre ellas la vitamina A, la vitamina E y vitaminas del grupo B. En cuanto a minerales contienen principalmente potasio junto con pequeñas cantidades de fósforo, magnesio, yodo y calcio, además de sales y enzimas que aportan enormes beneficios a la salud.

La forma más nutritiva de asimilar todas las ventajas que provee este vegetal es en forma de zumo, ya que un vaso de zumo de zanahoria te ayuda a lo siguiente:

  • Purifica la sangre ayudando a combatir su acidez.
  • Es de inmenso valor para tonificar la vista, en particular el nervio óptico.
  • Repara desgastes orgánicos.
  • Fortalece y revitaliza los nervios, el cerebro y los músculos.
  • Desinfecta los intestinos ayudando a expulsar parásitos intestinales.
  • Ayuda al crecimiento de niños y jóvenes.
  • Funciona como anticanceroso pues fortalece las células.
  • Acelera el proceso curativo ayudando a la limpieza y reestructuración del organismo.

Es aconsejable tomar este nutritivo zumo en ayunas pues de esa forma elimina el ácido úrico, evita la degeneración de los órganos, ayuda a quitar el cansancio y evita enfermedades que son ocasionadas por la acidez de la sangre.

También puedes consumir este vegetal en ensaladas, como guarnición para tus guisados o incluso como postre; en zumo lo puedes combinar con otras frutas y verduras como las siguientes:

  • Zumo de zanahoria con naranja.
  • Zumo de zanahoria con apio.
  • Zumo de zanahoria con remolacha, naranja y apio.

Asimismo, su pulpa puede ser utilizada como mascarilla natural ya que actúa como tónico de la piel, además de ser útil para la cicatrización.

Imagen: flickr


Escribe un comentario