Prevén los catarros con estos cinco alimentos

Kiwi

Se ha resistido, pero parece que ya es cuestión de días que el frío se instale definitivamente. Entres sus ventajas, se encuentra un mejor descanso (se acabó eso de dar vueltas en la cama por culpa del calor), mientras que uno de sus efectos menos amables son los catarros.

Si no quieres que un catarro te amargue estos apacibles días de otoño, lo fundamental es preparar a tu cuerpo para protegerse de ataques víricos, algo que puede conseguirse ingiriendo alimentos que estimulen el sistema inmunológico.

Miel: Pon un poco en el té o en la leche de la mañana para incrementar tus defensas y así evitar catarros y gripes indeseados. Además, este alimento posee otro beneficio interesante si lo consumimos por la mañana. Nos referimos a la gran dosis de energía que nos aporta.

Cebolla: Los griegos y los romanos ya se beneficiaban de su poder preventivo y un reciente estudio de la Universidad de Nebraska les dio la razón. La cebolla fortalece el sistema inmunológico y lo que es mejor no pierde esta propiedad al cocinarse.

Ajo: Sucede lo mismo que con la cebolla. Incrementa nuestras defensas y nos hace estar mejor preparados para combatir virus y bacterias. Sin embargo, para sacarle el máximo partido es necesario tomarlo crudo. ¿Cómo lo hacemos entonces? Una manera sencilla de consumirlo sin maltratar nuestro paladar es untarlo en las tostadas.

Kiwi: Aportando más del doble de vitamina C que la naranja, esta fruta estimula el sistema inmunológico gracias a su poder antioxidante. Tómala en ayunas para prevenir catarros y regular tu tránsito intestinal.

Calabaza: Las enfermedades del aparato respiratorio lo tendrán bastante más difícil si ingerimos calabaza al menos una vez a la semana, ya sea al horno o en forma de crema. Esto se debe a su elevada presencia de betacaroteno, el cual se transforma en vitamina A una vez absorbido.


Escribe un comentario