Precaución con las pocas horas de sueño en Navidad

Dormir bien

Durante estas fiestas, las cenas con amigos y familiares pueden alargarse hasta bien entrada la madrugada, lo que nos restará inevitablemente horas de sueño, incluso si nos levantamos más tarde lo normal al día siguiente.

Si se trata de un caso aislado, es decir que solamente lo hacemos en Nochebuena y Fin de Año, el malestar por no dormir tenderá a solucionarse de manera natural en el transcurso de las 12 o 24 horas posteriores a levantarnos.

Sin embargo, si el dormir pocas horas (cinco o menos) se convierte en algo habitual, se experimenta un estado similar al de la embriaguez que, para los sentidos, es como si la persona tuviera una concentración de alcohol en sangre del 0.10%.

La Navidad es una de las épocas del año donde más desplazamientos por carretera se producen. Y la falta de sueño es uno de los mayores peligros que existen al volante. Se estima que una quinta parte de los accidentes de tráfico tiene que ver con la somnolencia.

Por lo tanto, es importante no acumular más de un día yéndose a dormir a altas horas de la madrugada, e incluso si es solamente uno, es recomendable echar una siesta después de comer de entre 30 minutos y 1 hora, ya que es un excelente remedio para recuperar al 100% nuestros sentidos después de una noche con pocas horas de sueño.


Escribe un comentario