Postres saludables con azúcar

Frutos caramelizados

Estar a dieta no significa privarse de todo lo bueno, para lo cual existe la posibilidad de cocinar postres que incluyan ingredientes saludables, que sean bajos en calorías o reducidos en grasa. En particular el azúcar es un ingrediente indispensable en la repostería, sin embargo con qué se combine puede hacer la diferencia para alguien que se encuentra a dieta.

El azúcar es la sacarosa que se obtiene de la caña de azúcar y que se utiliza como endulzante natural. El proceso de extraer y hervir el jugo de caña tuvo sus orígenes en India, en donde se perfeccionó esta técnica. Posteriormente fueron los árabes los que la difundieron al resto del mundo a través de almíbares y confituras.

Su uso principal es como endulzante de bebidas, de postres e incluso de medicinas, aunque en la actualidad también se utiliza para dar textura y acabado a diversos postres cuando se lleva a altas temperaturas. Ejemplo de esto son el almíbar y el jarabe:

Almíbar de bola dura

Se debe llevar el azúcar a una temperatura entre 116 y 119°C, con lo que se forma una bola dura. Es ideal para preparar nueces y frutos caramelizados al bañar pistaches, manzanas, peras, almendras, frutos secos y nueces de castilla.

Jarabe

Para prepararlo se disuelve azúcar en agua hervida a punto de veladura (a 103°C). Con el jarabe resultante se pueden bañar panes integrales resultando en una deliciosa y saludable opción.

Para lo anterior sólo basta conseguir un termómetro de azúcar que se consigue en cualquier tienda de utensilios de repostería y seguir las recomendaciones. No obstante se debe tener cuidado al trabajar este producto a estas temperaturas pues podría causar quemaduras de primer o incluso de segundo grado (también los utensilios para fundirla –como ollas, sartenes y cacerolas- alcanzan altas temperaturas).

Fuente: Buena Mesa

Imagen: flickr


Escribe un comentario