Por qué pican los mosquitos a unas personas y a otras no

mosquito

Las picaduras de mosquito hacen mella durante el verano, muchas personas son las que sufren de estas picaduras y pueden truncarle un tanto sus vacaciones. En sitios donde la humedad es más elevada se encuentra la gran población de mosquitos que ataca durante el día y noche a los más ricos de sangre.

Siempre se ha insinuado que la persona que recibe más picotazos es por el sabor de su sangre, que es más “dulce”, sin embargo, no es ésta una razón científica contrastada, sino que lo que más les atrae es el sudor.

En noches estivales sudar por verano es de lo más cotidiano en las noches más calurosas, esta es la mayor premisa para que piquen los mosquitos. Independientemente de la especie del insecto se ven atraídos por el olor corporal. Es decir, cuanto más olor desprendamos más posibilidades tendremos de convertirnos en sus víctimas.

Por lo que nada influye en absoluto el tener la sangre dulce como suele decirse comúnmente. Dentro del inquietante y sufrible mundo de las picaduras, los mosquitos eligen a sus presas por varias razones las cuales expondremos a continuación.

Por qué pican a uno y a otros no

  • Embarazadas. Las embarazadas sufren casi el doble de picaduras justo en la fase final de la gestación, esto se produce por el dióxido de carbono que desprenden al respirar, así como el calor corporal y la humedad. Durante el embarazo exhalan un 21% más de dióxido de carbono y por ello, atraen a más mosquitos.
  • Químicos corporales. Nosotros poseemos varios que les encantan: amoníaco, ácido láctico, ácidos carboxílicos. El ácido láctico es el más potente y “peligroso” ya que puede conseguir atraer a los mosquitos que transportan el virus del dengue y la fiebre amarilla.
  • Sudor de varios días. Se ha demostrado que el mosquito de la malaria no pica a las personas que tienen un sudor fresco, sino a aquellas a las que su sudor se ha ido acumulando de un par de días.

El sentido de olfato de estos pequeños insectos es muy sofisticado, por ello, debemos ser más listos e inteligentes para conseguir técnicas para repelerlos. Un estudio puso a juicio 346 componentes químicos que pueden producir olor en las manos haciendo ver que 277 son susceptibles para atraerlos.

Como recomendación máxima en las noches de verano aconsejamos darnos una ducha rápida antes de acostarnos ya que así nuestro olor corporal habrá disminuido considerablemente y con un poco de suerte pican a otra persona de la casa dejándonos descansar un poco.


Categorías

Salud

Paü Heidemeyer

Comunicadora audiovisual que quiere continuar su carrera dentro de diferentes ámbitos. No todo es vídeo. Busco en la redacción mostrar a la gente... Ver perfil ›

Escribe un comentario