¿Por qué desayunar avena ayuda a perder peso?

Avena integral

Si necesitas bajar de peso, un pequeño gesto como sustituir tu desayuno habitual por un bol de avena te puede ser de gran ayuda. Las investigaciones han demostrado que este cereal, al contrario de lo que sucede con otros carbohidratos, contribuye a disminuir los niveles de colesterol y el tamaño de la cintura.

Y es que la avena nos mantiene satisfechos toda la mañana. Esto se debe a que el cuerpo la digiere a un ritmo lento, manteniendo constantes los niveles de azúcar y la energía, algo que no sucede con los típicos cerales de desayuno azucarados, que al estar repletos de carbohidratos refinados, son digeridos por el cuerpo a un ritmo muy rápido, provocando que en muchas ocasiones volvamos a comer abundantemente a mitad de mañana.

Pero, ¿por qué consumir la avena por la mañana y no por la noche, por ejemplo? Muchos nutricionistas creen que los carbohidratos se queman de una manera más eficiente por la mañana que por la noche, cuando se corre el riesgo de que acaben almacenados en el cuerpo en forma de grasa. Cabe señalar, sin embargo, que no todo el mundo comparte esta teoría. Cada vez hay más expertos que defienden el consumo nocturno de carbohidratos.

A la hora de elegir un tipo de avena para tu desayuno, la que más te ayudará a deshacerte de esos kilos de más es la de tipo integral por encima de la instantánea. Requiere de más tiempo de preparación, pero vale mucho la pena ya que no contiene azúcares añadidos. Después, combínala con frutos secos, como nueces o almendras, o bayas para que no sea un plato tan plano y provoque una mayor satisfacción en el paladar. Para endulzarlos, utiliza estevia en lugar de azúcar, y así todavía estarás sacando más partido a su poder adelgazador.


Escribe un comentario