El poder de los buenos desayunos

desayunos

Miles de veces habrás escuchado que el desayuno es la comida más importante del día y si los nutricionistas insisten tanto en el tema es porque están en lo cierto. Muchas personas son las que disfrutan cada mañana con un desayuno nutritivo y bien balanceado, sin embargo, muchos otros optan por no desayunar y es un grave error.

El ritmo de vida puede pasarnos factura en nuestra salud, no estamos pendientes de lo que ingerimos y comemos a prisas y corriendo, una solución es tener un buen desayuno.

Si no se desayuna adecuadamente nuestro día comenzará con deficiencias energéticas. No todos los desayunos son buenos, por ello, vamos a conocer cuáles son los ideales para no fallar.

Tipos de desayunos

  • El desayuno de los más pequeños: cuando se encuentran en etapa de crecimiento es casi obligado que los niños desayunen con un tiempo adecuado, sin prisas y una serie de alimentos adecuados. No desayunar puede afectar directamente a su capacidad de memoria, expresión, creatividad o locución.
  • Desayuno en adultos: Aunque el cuerpo de los adultos ya está completamente desarrollado la costumbre de no desayunar puede tener repercusiones a largo plazo, puede provocarnos malestar, hacer que estemos más lentos de reflejos, cansados y malhumorados.  Además, estudios confirman que las personas que no desayunan regularmente tienen más posibilidades de padecer obesidad, colitis, o gastritis. 
  • Desayuno balanceado: un desayuno debe estar repleto de vitaminas, nutrientes y minerales esenciales para que nuestro cuerpo responda todas las horas de la mañana con  eficacia. Durante el mismo debería aportarnos el 25% de las calorías que ingerimos durante todo el día. Entre los productos que debemos tomar se encuentra: la fruta, cereales, lácteos y algún producto de origen animal o una leguminosa. Con una buena cantidad de comida estaremos mucho más que saciados y llegaremos a las demás comidas sin tantas ansias ni hambre.

Hay que tener presente que tanto en la infancia como en la edad adulta no debemos olvidar nunca tener un buen desayuno ya que nuestra salud está en juego. Tomar alguna pieza de fruta, algún cereal, lácteos y proteínas es lo más conveniente. Es preferible levantarse media hora antes y desayunar tranquilamente y bien, que no ir con prisas y no desayunar.

 


Escribe un comentario