Podemos fiarnos de las calorías

 Calorías

Durante mucho tiempo se ha utilizado como medida de referencia para calcular nuestros aportes energéticos alimenticios. Pero la noción de caloría está hoy en día puesta en cuestión por muchos dietistas. ¿Se trata de algo superado, o tan sólo de una cuestión de moda?

De hecho, lo más complicado no es definir lo que es una caloría, sino medir la densidad energética de una comida y el desgaste real necesario para quemar esas famosas calorías. Según ciertos científicos, la estimación de las calorías de nuestro plato no es cosa fácil de calcular, ni tan siquiera por los profesionales.

Actualmente, la densidad energética de un alimento está contabilizada en kcalorías o en Kjulios por 100 gramos de producto. Se toma en consideración el contenido de agua y de nutrientes. De esta forma, los lípidos aportan 9 kcal por gramo, las proteínas y los glúcidos 4 kcal por gramo.

El cálculo de las calorías se efectúa en función de un método establecido por el investigador americano Wibur Olin Atawer a finales del siglo XIX. Este calculaba la energía contenida en un alimento quemándolo. Su método se basa en el desgaste energético del cuerpo, sustrayendo el ácido úrico y los residuos orgánicos.

Y sin embargo, estos cálculos utilizados desde hace decenas de años no serían justos, simplemente porque el organismo no utiliza más que alimentos “quemados”. Considerando este modo de cálculo obsoleto, la sociedad Weight Watchers ha modificado recientemente sus programas.

 Más información – Glúcidos, su función en el organismo


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario