Playa y peligros para la salud

image Como todos sabemos la playa representa un placer particularmente en verano, pero entorno a este placer existen peligros que debemos conocer para prevenir o proteger nuestra salud.

La insolación o también llamada “golpe de calor” es uno de los factores de riesgo más común y puede ser muy grave, ya que es provocada por la deshidratación y el agotamiento generado por el calor.

Cuando el cuerpo es incapaz de enfriarse por sí mismo a través del sudor para compensar el aumento de calor, es cuando el …

golpe de calor puede ocurrir y los síntomas más comunes son: náusea, incoherencia, fatiga, debilidad, vómitos y calambres musculares.

Mientras que los niños pequeños y los ancianos son los más propensos, los golpes de calor pueden afectar a cualquiera y se puede prevenir tomando mucho líquido, protegiéndose de la luz solar directa durante períodos prolongados de tiempo y en los horarios del medio día, así como también reducir las actividades al aire libre durante los días de verano abrasador.
 

Las llamadas "Superbacterias", o cepas de bacterias que son resistentes a los antibióticos tradicionales, acechan en las playas, como es el caso de la llamada Staphylococcus aureus resistente a meticilina, puede ser adquirida después de una inmersión inocente en el agua del océano.

Las bacterias pueden causar infecciones graves en la piel y cuando se incorporan profundamente en el sistema orgánico, puede llevar a infecciones que amenazan la vida; en los huesos, los pulmones y otros órganos, según la Clínica Mayo.

Pero no creas que permanecer fuera del agua te mantendrá a salvo, ya que hay pruebas que establecen su contagio o trasmisión en la arena de la playa, por lo tanto como consejo de los especialistas tomar una ducha antes y después de ir nadar es la mejor forma de prevención.


Escribe un comentario