Plato light de lujo

tenedor

Esta es una propuesta para ofrecer un almuerzo o cena de bajas calorías ¿Por qué no? ¿Por qué cada vez que invitamos amigos a cenar nos consumimos todas las calorías que encontramos a mano? Una buena idea para lucirte es ofrecer un plato de muy bajas calorías, menos de 500 Kcal por porción, delicioso y sentar precedentes en pos de una vida más light, más ligera con menos grasa y más salud.

Este plato tiene 4 elementos:

Pollo asado sin piel a las brasas o al horno en rejilla para que no quede nada de grasa. Se condimenta con sal y algo de condimento verde para carnes blancas, no se le agrega aceite. Puede ser también con ajo y orégano.

Colchón de calabaza o zapallo al horno. Se pone la calabaza sin piel cortada en cubos sobre la bandeja que va al horno. Para que no se adhiera se rocía con aerosol antiadherente o se pasa aceite con un papel absorbente para que quede lo mínimo posible. Encima de los trozos se condimenta con sal, pimienta negra molida y 1 cucharadita de azúcar moreno esparcida.

Budincitos verdes. Se hierven espinacas o acelgas o ambas a la vez durante varios minutos, de forma que queden bien cocidas. Se cuelan y se escurren para que no les quede agua y se condimenta con sal, ají molido, una cucharada de mostaza, un poquito de vinagre blanco y 1 cucharadita de aceite. Se le ralla una mitad de cebolla chica y listo, nada más.

Hojuelas de tomate. Estas se logran cortando un tomate en tres partes, como si fueran 3 porciones de una torta. Se le quita la pulpa de forma que quedan como cucharitas u hojuelas de tomate. (si son bien rojos mejor). Sobre las cucharitas de tomate se agrega una mezcla de manzana rallada y zanahoria rallada. Se vierte dentro de cada hojuela jugo de mandarina.

Se sirve cada plato con una porción de pollo, al lado unos trozos de calabaza y un budín de lo verde. (se coloca la mezcla verde en un recipiente pequeño y se desmolda en el plato. Las hojuelas de tomate se dejan en el centro para picar.


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario