Pipas de girasol, mucho más que un vulgar aperitivo

Pipas de girasol

A menudo las pipas de girasol son vistas como un vulgar aperitivo. Esto se debe a que las marcas las han reducido al nivel de golosina con sus campañas de publicidad dirigidas principalmente a la gente joven.

Pero sería un error subestimar este alimento capaz de aportar tantos beneficios a la salud. Para valorar como se merece a las semillas de girasol, despojémoslas de sus llamativos paquetes y de las ingentes cantidades de sal.

Lo que nos queda es un alimento saludable del que pueden beneficiarse pequeños y mayores, gracias a que previene distintos problemas circulatorios, regula el colesterol y la hipertensión, fortalece el sistema inmunológico, reduce el estrés, facilita el tránsito intestinal, nutre la piel, reconstituye, desintoxica y, además, no tiene apenas calorías. Casi nada.

Para sacar el máximo provecho al sinfín de propiedades beneficiosas de las pipas de girasol es necesario comenzar a mirarlas con otros ojos, utilizándolas de forma activa en la preparación de platos (por ejemplo en ensaladas o salsas) o tomarlas con cereales y leche. Eso sí, siempre crudas, porque la cocción hace que se pierdan las propiedades.

Más información – Las semillas de girasol


Escribe un comentario