Pimientos picantes y problemas digestivos

236

Los pimientos picantes o chiles son un condimento que realza el sabor de los platillos, sin embargo su exceso o consumo diario puede inducir a la irritación del tracto digestivo e incrementar la acidez estomacal, perjudicando la salud.

Cuando se incrementa la acidez estomacal recibe el nombre de hiperacidez y su consecuencia es el ascenso de la misma por el esófago, situación que en el tiempo lo daña al irritarlo, por ello cuando se sufre de acidez frecuente o trastornos relacionados, se deben evitar los pimientos picantes u otras especias similares por completo.

Después de masticar los alimentos, éstos se transforman en un bolo impregnado de saliva alcalina y representa el primer paso en la digestión, para continuar con su recorrido a través de tubo digestivo o esófago que conduce hacia el cuello del estómago, ahora cuando consumimos chiles lo más probable es que no cause daños al esófago en forma directa, sino que el daño se produce en el estómago y luego repercuten por regurgitación acida en el esófago, dañándolo también.

Así el esfínter esofágico inferior que se encuentra justo en la base del esófago, es el que se abre para permitir que el alimento entre en el estómago, pero cuando comemos demasiado rápido los alimentos picantes tenemos problemas digestivos, ya que el esfínter esofágico se puede abrir de forma esporádica o permanecer abierto, situación que permite el ascenso del acido estomacal perjudicial.

El síntoma es una sensación de ardor detrás del esternón, complicación conocida como acidez estomacal, para la cual las comidas picantes y ácidas estimulan su aparición en el tiempo, así como también otros factores desencadenantes son; el exceso de peso o acostarse inmediatamente después de una comida.

Con el tiempo los frecuentes episodios de acidez estomacal ocasionan daños permanentes en el esófago, derivando en atención médica.

Consejo saludable: si gusta de las comidas picantes trate de regular su consumo para no excederse y por sobre todo salga a caminar después de comer picantes, para acelerar la digestión, lo cual evitara el reflujo acido y con ello la propensión a los problemas digestivos.

Image: MF


Escribe un comentario