Pierde peso con el maíz

El maíz es un alimento muy saciante, dado a su riqueza en hidratos de carbono es capaz de calmar el hambre durante mucho tiempo, sin tener que recurrir a otros alimentos más ricos en grasas, menos saludables y con un poder calórico superior.

Posee una alta proporción  de proteínas con una elevada proporción en leucina, que neutraliza la absorción de la niacina. La falta de este componente origina numerosas enfermedades.

Hay que destacar su gran contenido en fibra, especialmente de fibra soluble, que se mantiene durante más tiempo en el aparato digestivo, imprescindible en cualquier dieta para perder peso, además de la importancia que ésta tiene para combatir el estreñimiento, en la prevención de ciertos tipos de cánceres y en el control del colesterol.

El maíz contiene vitamina B1, imprescindible para transformar los alimentos en energía y para que el cerebro pueda absorber glucosa y B7, necesaria para absorber las proteínas y para la salud de la piel y el cabello. La niacina además mejora la circulación y reduce la hipertensión.

Contiene también inositol, que hace que el hígado funcione mejor, al participar en la formación de la lecitina., y porcentajes bastante elevados de minerales como el potasio, magnesio, manganeso, hierro, fósforo y zinc.

El maíz carece de gluten, por lo que es apto para celíacos y un alimento aconsejado para eliminar líquidos. Para aumentar la diuresis o eliminar líquidos del organismo se aconseja la decocción de barbas de maíz, 50gr./litro, durante 20 minutos y tomar cuatro tazas al día.


Escribe un comentario