Piel, emociones y salud

Problemas de la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo y uno de los principales medios que tiene el organismo para expresar emociones reprimidas, tales como la ansiedad, la depresión u otros problemas psicológicos no tratados conscientemente.

Todas las emociones se expresan en la piel, ya sean positivas o negativas; el problema reside cuando las emociones negativas no son analizadas pues entonces esta expresión se convierte en una enfermedad.

  • Enfermedades y emociones

Tipos de enfermedades.- Algunas afecciones importantes de la piel son: acné, alopecia, caída del cabello, dermatitis atópica, hinchazón, psoriasis, vitíligo, descamación, falta de pigmentación e incluso afecciones más leves como irritación y enrojecimiento.

Tipos de emociones.- Los sentimientos más dañinos son la vergüenza, el miedo, el dolor, los nervios, el odio y el rencor, junto con la ansiedad, la tristeza y/o depresión y la inseguridad.

Lo complejo de la situación estriba en que si el sentimiento provoca una enfermedad en la piel, dicho sentimiento se volverá más intenso y se convertirá en un círculo vicioso; por ejemplo, adolescentes que son tímidos e inseguros, al padecer acné se vuelven mucho más retraídos y hasta agresivos, lo que empeora el problema.

  • Solución

Debido a lo anterior, la solución ideal debe atacar ambos problemas con un tratamiento que sea multidisciplinario: por un lado administrar medicamentos que ayuden a la enfermedad específica que se padece, pero también explorar las causas que generan los sentimientos negativos a través de un psicólogo o del desarrollo personal.

Otro aspecto también importante es tender a emociones más positivas y constructivas como la alegría, la diversión, la autoestima, y la satisfacción personal, pues se ha comprobado que estados permanentes de felicidad también repercuten en la piel volviéndola más suave y tersa y al cabello más sedoso y brillante.

Fuente: Reforma. Salud y Bienestar

Imagen: flickr


Escribe un comentario