Pescado azul, indispensable para una buena dieta

image El salmón, la caballa y las sardinas forman parte de un grupo llamado “pescados azules”, los cuales son riquísimos nutricionalmente en ácidos grasos del tipo omega 3, los cuales tienen la capacidad de prevenir las enfermedades cardíacas y proteger la salud del cerebro, además de proveer vitaminas del grupo A y D.

El pescado azul es uno de los pocos alimentos que contiene vitamina D, la vitamina que nuestro organismo produce

a través de la exposición a la luz solar y que estimula la producción de la llamada hormona del humor o “serotonina”.

En la actualidad los dietistas recomiendan el consumo de una porción de 140 g por semana para las mujeres en edad fértil y los niños hasta dos porciones, mientras que otros pueden consumir cuatro.

Contraindicaciones:

Pero también debemos tener muy en cuenta que los pescados grasos podrían aumentar el riesgo a la diabetes, debido a los plaguicidas encontrados en el mar y que se acumulan en los tejidos grasos, los cuales pueden jugar un papel en el desarrollo de la enfermedad mediante la limitación de nuestra capacidad de producir insulina.


Escribe un comentario