Perros, niños y alergias

image El mejor amigo del hombre, lo es también para su salud, ya que un perro en la familia no solo brinda una compañía fiel para los niños pequeños, sino que también en algunos casos, los ayudan a mejorar su salud ante un padecimiento muy común, las alergias.

Un estudio publicado en la Revista de Pediatría, dice que los niños con antecedentes familiares de alergias, pueden ser menos propensos a desarrollar eczema (una condición alérgica de la piel), si viven con un perro cuando son menores de un año.

Sin embargo por el contrario vivir con un gato puede aumentar las probabilidades, aunque sólo entre los niños que son sensibles a los alérgenos del gato, sustancias provenientes de la caspa de mascotas, la saliva y la orina.

Dada la complejidad de la situación, es difícil dar a los padres consejos específicos sobre las mascotas, dicen los investigadores de la Universidad de Cincinnati College of Medicine en Ohio, pero en lo que respecta al eczema, una serie de estudios han demostrado que existe una relación consistente entre la convivencia con perros y la disminución del riesgo a padecer alergias para los niños.


Escribe un comentario