Perder peso en verano – Las siete reglas de oro para adelgazar

Abdomen plano

Dado que, por diversas razones (entre ellas el traje de baño), el verano es la época del año que muchos de vosotros habéis escogido para perder peso, en esta nota recordaremos las siete reglas principales que te ayudarán a lograrlo.

Comida basura: Para perder peso es fundamental eliminar la comida basura de la dieta, lo que significa no más restaurantes de comida rápida, así como productos de bollería ni snacks del tipo bolsas de patatas fritas.

Alimentos frescos: En su lugar, incluiremos en la dieta todos los alimentos frescos que nos sea posible, y eso pasa por comer mucha fruta y verdura, grupos de alimentos que, además, aportan casi siempre pocas calorías.

Sueño: Otra regla que debemos recordar si deseamos deshacernos de los kilos de más en el menor tiempo posible es descansar correctamente. Para ello, dormiremos un mínimo de siete horas diarias.

Agua: Como sabrás, beber agua es muy importante para todos los aspectos de la salud; también para luchar contra la obesidad. Asegúrate de beber unos dos litros de agua al día, incluso más durante el verano.

Bebidas carbonatadas: Durante el verano perderás peso más rápidamente si en las salidas con amigos y familiares, haces un pequeño esfuerzo y renuncias a las bebidas carbonatadas. Las alternativas son el zumo natural o un té helado.

Comer cinco veces al día: Para perder peso, nos interesa tener un metabolismo a pleno rendimiento, y una de las cosas que ayudan a que así sea es comer cinco veces al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

Ejercicio: Unas tres sesiones semanales de una hora harán que los resultados lleguen más rápido, aunque lo ideal para perder peso y tonificar el cuerpo rápidamente es ejercitarse cada día durante un mínimo de media hora.


Escribe un comentario