El Parkinson y sus claves para entender mejor la enfermedad

parkinson enfermedad crónica

A muchos de nosotros nos suena el nombre de esta dura enfermedad crónica, el Parkinson es conocido sin embargo, muy pocos de nosotros conocemos las claves de esta grave enfermedad. Existen tratamientos para cuidar la calidad de vida de los que la sufren, sin embargo, no existe cura.

La persona afectada puede verse sumergida en una enfermedad que por épocas puede estar mejor o peor. Una sensación que puede desestabilizar tanto al que la sufre como a su entorno.

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa crónica que afecta directamente al sistema nervioso. La parte perjudicada es el área que coordina la actividad, los movimientos y el tono muscular. Esta zona afectada se conoce como sustancia negra.

Esta enfermedad aparece sobre los 40 y 70 años de edad y afecta por igual a hombres y mujeres. Los síntomas aparecen cuando se han perdido gran cantidad de neuronas dopaminérgicas, es decir, cuando la dopamina, ese neurotransmisor encargado de enviar la información y controlar las funciones musculares del movimiento.

Síntomas reconocibles del Parkinson

A continuación os contaremos cuáles son los síntomas que más detectamos de esta crónica enfermedad:

  • Rigidez muscular. Muchas personas no son capaces de realizar movimientos de extensión y flexión, afecta sobretodo a muñecas y tobillos. Estos primeros síntomas suelen empezar con dolor o calambres.
  • Temblores en reposo. Los miembros del cuerpo más afectados son los superiores, estos temblores se desvanecen cuando se adopta otra postura o se emprende una acción. Este temblor afecta al 70% de los afectados.
  • Movimientos lentos. Se requiere mayor habilidad y precisión para terminar los movimientos.
  • Se altera la postura. La postura del paciente a la larga suele doblar tronco, cabeza y las extremidades, dificultando el caminar que lo hacen realizando pequeños pasos.

Esta enfermedad no tiene ningún tratamiento que consiga eliminar los síntomas, los tratamientos que a día de hoy se conocen son aquellos que ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

  • Tratamiento farmacológico. El neurólogo puede recetar ciertos medicamentos para paliar los molestos síntomas y los dolores musculares.
  • Rehabilitación. Al ser una enfermedad degenerativa, a la larga afecta mucho al organismo, por ello, es importante que el paciente tenga una vida activa y que se mantenga fuerte para controlar sus movimientos por él solo.
  • Apoyo psicológico. Es importante que un facultativo esté dentro del procedimiento de recuperación del paciente, puede ser una enfermedad lenta que puede mermar la actitud y la alegría del paciente.

Cada enfermo puede padecer un tipo distinto de Parkinson, no todos ellos padecen con la misma intensidad los síntomas. A día de hoy no existe cura, pero como en cualquier enfermedad, siempre tendremos el respaldo médico que nos ayudará a mantenernos mejor y gracias al cariño de los familiares que buscan el bienestar de los enfermos.


Escribe un comentario