¿Para qué sirve la cola de caballo?

Cápsulas de cola de caballo

La cola de caballo –que debe su nombre al aspecto filiforme de su ramaje– es una planta que puede ayudar a las personas a superar distintos problemas de salud. Para comenzar, sus propiedades diuréticas aumentan la cantidad de orina, lo que limpia el tracto urinario y alivia los trastornos leves que puedan aparecer en esta parte del cuerpo. Este efecto también puede reducir el volumen del vientre en personas con retención de líquidos.

Parte de la medicina popular desde el siglo XVI, su extraordinaria riqueza mineral (especialmente en silicio) favorece la reconstrucción de los cartílagos, un beneficio muy importante de cara a las personas con enfermedades articulares que no se puso de manifiesto hasta hace relativamente poco tiempo.

La cola de caballo mejora la movilidad de estas personas, así como la de las que padecen reumatismos. La cola de caballo también mejora la flexibilidad de los tendones y la remineralización ósea, razón por la que es una planta muy recomendable para las personas mayores. Hay que recordar que con la edad aparecen problemas en los huesos y las articulaciones, causados en parte por las carencias de silicio.

Tampoco hay que pasar por alto el poder de la cola de caballo para mantener un cabello y uñas saludables. Las personas que se noten el cabello débil y las uñas quebradizas, pueden tomar esta planta –que se vende tanto en carterillas para infusiones como en pastillas– para devolver la vitalidad a estas dos partes del cuerpo tan importantes en lo que se refiere a la belleza.


Escribe un comentario