Otorga a tus porciones el tamaño ideal para no engordar

Mujer comiendo

A la hora de perder peso o simplemente mantener la línea, el tamaño de las porciones es tan importante como la elección de los alimentos. Y es que hasta la comida más beneficiosa y saludable nos puede hacer engordar si las cantidades son exageradas.

Pero ¿cómo se hace para saber si nos estamos pasando o quedando cortos con las cantidades? En esta nota, te ofrecemos trucos sencillos para otorgar a nuestras porciones el tamaño ideal, dependiendo de cada alimento.

Carne: Una porción de carne para un persona no debe exceder el tamaño de una baraja de cartas.

Pasteles y dulces: Un trozo de pastel o una galleta ha de tener el tamaño de un post-it.

Mantequilla y queso: Para no excedernos con los lácteos, compararemos los trozos con un dado normal. Uno para la mantequilla y tres para el queso.

Pasta y arroz: Sumar más carbohidratos de la cuenta puede desembocar rápidamente en una ganancia de peso, por eso es importante no añadir más pasta ni arroz de la que cabe en nuestro puño.

Frutos secos: Como sabrás, los frutos secos son altamente beneficiosos, pero abusar de ellos pone en peligro la línea. La porción ideal por día y persona no debe exceder lo que cabe en la palma de nuestra mano.

Patatas chip: En esta caso es más sencillo calcular las porciones, ya que todo lo que tendremos que hacer es contar. Lo ideal es entre 10 y 15.

Chocolate: Hablar de onzas puede llevar a equívoco, ya que cada fabricante les da un tamaño distinto, así que la manera más eficaz de darle el tamaño ideal para no engordar es asegurándonos de que el trozo no sobrepasa los tres centímetros.


Escribe un comentario