Ortiga, un tonico para la salud

03

Se puede decir acerca de la ortiga que es una de las plantas que la naturaleza ha dotado con un gran numero de beneficios saludables, ya que es utilizada en medicina natural como un tónico general, por ser un poderoso astringente, expectorante, anti-inflamatorio, diurético y una fuente importante de beta-caroteno, vitamina A, C y E, hierro, fosfatos de calcio y minerales.

A estas cualidades se suman sus efectos medicinales para luchar contra las enfermedades crónicas como la artritis reumática, condiciones hepática, las alergias, anemia y enfermedades renales.

La Ortiga contiene las siguientes sustancias químicas que hacen de ella un poderoso medicamento natural, entre los que podemos mencionar; aminoácidos, sustancias glucídicas, aminas, esteroles, cetonas como heptenone metilo, acetofenona, aceite volátil, sustancias grasas, sitosterol, ácido fórmico y acético, ácido pantoténico, ácido fólico, la clorofila de 0,3 a 0,8, y protoporphyrine coproporphynine .

También contiene vitaminas C, B2 y K, beta-caroteno, calcio, magnesio, hierro y sales de silicio, fosfatos, etc., y se debe a estos compuestos que la planta posea propiedades anti-anémicas, anti-diabéticas, hemostáticas y diuréticas.

La planta se protege a si misma gracias a pelos urticantes de los cuales a recibido su nombre, por ello su recolección es delicada, pero se dice que de no tener esta protección la planta no habría durado en el tiempo, de hecho el sacerdote suizo Kunzle, demostró que la ortiga habría sido destruida por los insectos y los animales, sin esta protección tan particular.

Sin embargo en la medicina popular se ha utilizado esta propiedad urticante también, ya que las hojas de ortigas frescas se colocan sobre la piel y especialmente en la zona de los riñones (una práctica denominada urticaria) para inducir una sensación de escozor y ardor, con el efecto de aliviar los dolores reumáticos más profundos.

Imagen: Flickr


Escribe un comentario