Olivo contra la hipertension

14

Las hojas de olivo desde la antigüedad se han utilizado en medicina natural como un remedio eficaz para tratar distintas enfermedades, en particular como un excelente hipotensor natural, por lo cual son enemigas de la hipertensión arterial o también conocida como “el asesino silencioso”.

Ya sea en su estado natural o como extracto las hojas de olivo son útiles para la lucha contra ciertas bacterias, reducir el azúcar en la sangre y el tratar varias afecciones como la fatiga crónica y el herpes, pero además pueda bajar la presión arterial significativamente.

Los nativos de la región del Mediterráneo han utilizado las propiedades de las hojas de olvido y sus frutos con fines medicinales desde hace siglos, ya que el extracto contiene una sustancia conocida como oleuropeína, un compuesto químico con varias propiedades curativas al ser un poderoso antioxidante natural, anti-inflamatorio, anti-microbiano, anti-viral y anti-cáncer.

Para el tratamiento de la diabetes, la oleuropeína también puede ser muy útil, ya que puede reducir los niveles de azúcar en la sangre, debido a todas estas propiedades, las hojas de olivo son una de los productos fitoterapicos mas efectivos para tratar distintas dolencias.

En un estudio realizado por el Departamento de Farmacología de la Universidad del Cairo en Egipto, se demostró la capacidad de la hoja de olivo para bajar la presión arterial en los casos de hipertensión.

Cuando el cuerpo sufre de presión arterial baja o hipotensión, el cerebro a veces se hace cargo adquiriendo un estado de reposo, bloqueando los impulsos sensoriales brevemente, pero esto se traducen en convulsiones breves que ocurren como el resultado de una convulsión provocada fisiológicamente y no epiléptica, debida a un ataque de síncope, motivado por una caída peligrosa o repentina de la presión arterial.

En estos casos de hipotensión arterial las hojas de olivo están contraindicadas, ya que agudizaría el efecto.

Imagen: Flickr


Escribe un comentario