Olas de calor; un peligro mortal

image La gente puede subestimar el peligro que representan las temperaturas sofocantes, por lo cual las olas de calor pueden llegar a ser mortales, ya que investigaciones han demostrado que desde 1936 hasta 1975, casi 20.000 personas murieron solo en los EE.UU., por los efectos del calor y la radiación solar, según el Servicio Meteorológico.

Las causas de fallecimientos por calor se pueden resumir en tres condiciones: calor, humedad y condensación, ya que la combinación de este trío puede dar lugar a la hipertermia, en la que el cuerpo absorbe más calor del que puede disipar.

Cuando el organismo se encuentra ante esta situación trata der regular o reducir su temperatura interna variando la frecuencia y profundidad de la circulación sanguínea y la sudoración.

El calor es disipado por el cuerpo en un 90 por ciento por la piel, a través de la transpiración, sin embargo el sudor no puede enfriar el cuerpo a menos que el agua se elimina por evaporación y cuando el clima posee aire húmedo, éste impide la evaporación , evitando así que el cuerpo pueda bajar su temperatura.

Mientras que los ancianos y los muy jóvenes son los más susceptibles de morir como consecuencia de una ola de calor, las personas que tienen sobrepeso, enfermos o tienen problemas del corazón también están en mayor riesgo.

Las olas de calor son especialmente mortales en las zonas urbanas, ya que atrapan la contaminación del aire en lugares donde la calidad del aire ya es pobre.


Escribe un comentario