Oficina, sedentarismo y sobrepeso

01

A las personas que se desempeñan en trabajos donde se requiere permanecer la mayor parte del tiempo sentado, como un trabajo de oficina, les resulta difícil mantener el peso corporal y por lo general tienden a ganarlo.

Este tipo de trabajos sedentarios requieren de una planificación en lo que respecta al estilo de vida general, donde la dieta cumple un rol fundamental, debiendo tener como premisa evitar las comidas elaboradas o rápidas, tan comunes en este tipo de trabajos.

Planear con anticipación es la clave para controlar el peso, por ejemplo lleve su propia comida a la oficina, preparándola la noche anterior, en la que puede incluir los alimentos saludables dependiendo del caso, si desea perder peso o mantenerlo.

Esta planificación no sólo es buena para el control de peso, además es muy bueno para la salud general y para incrementar el rendimiento laboral, ya que las comidas rápidas o alimentos grasos, tienden a disminuir la productividad, por que afectan la concentración y la actitud.

Una alimentación saludable se traduce en un mejor estado de animo general, evitando los estados depresivos y el estrés, responsables de incrementar el deseo hacia la comida, situación muy característica entre las personas sedentarias.

Algunos consejos saludables para tener en cuenta:

· Beba mucha agua: tenga una botella en su escritorio, tome un sorbo cada tanto.

· Revise las etiquetas: de alimentos para evitar las grasas trans, en el caso de los snack o tentempiés.

· Evite los refrescos con azúcar.

· Evite los carbohidratos: de los productos refinados, como el pan blanco en los sándwiches.

· Haga ejercicio regular: camine más, suba más escaleras, practique estiramientos constantemente.


Escribe un comentario