Obesidad, una cuestion cerebral

image Un estudio internacional ha descubierto por qué algunas personas que llevan una dieta alta en grasas siguen siendo delgadas, mientras que otros suman mucho peso.

Los científicos dicen que los circuitos cerebrales relacionados comienzan a formarse temprano en la vida, para que la gente pueda tener una tendencia a la obesidad, incluso antes de comer su primera comida.

Esto evita que las señales vitales, avisen al cuerpo que deje de comer o quemar calorías mediante el ejercicio, representando estos resultados un vínculo importante para abordar la epidemia de obesidad, según el equipo de Monash University, Australia.

"Estos circuitos neuronales regulan la conducta alimentaria, así como el gasto energético siendo un proceso que ocurre naturalmente en el cerebro y dichos circuitos comienzan a formarse temprano en la vida para que la gente pueda tener una tendencia a la obesidad”.

Consumir una dieta rica en grasas provoca más «aislamiento» en las células nerviosas y dificulta al cerebro su capacidad para ayudar a una persona a bajar de peso.


Escribe un comentario