Nutrientes para fortalecer los huesos

merienda

La salud ósea depende del equilibrio entre vitaminas y minerales, que actúan de forma sinérgica o sea que dependen unos de otros, como es el caso del calcio con el magnesio o de la vitamina K con la vitamina D, por ello si deseamos mantener nuestros huesos sanos y fuertes debemos conocer cuales son los alimentos que nos provean de éstos nutrientes esenciales.

La vitamina K actúa en conjunto con la vitamina D, ambas vitaminas solubles en grasa se encargan de mantener la salud ósea. Para obtener vitamina K naturalmente debemos incorporar a nuestra dieta, verduras verdes como la col, espárragos, cebolla, pepino y coles de Bruselas, así como agregar especias tales como el pimentón, el chile en polvo y pimienta. La vitamina D la obtenemos en forma directa del sol, ya que nuestro organismo la produce con su interacción, pero también se encuentra en lácteos, pescados y huevos.

El calcio es un mineral clave para edificar huesos y a además es el nutriente más importante para el corazón y la salud de los vasos sanguíneos, entre otras funciones, por ello este mineral es considerado como el más importante para el organismo y se encuentra en alimentos ricos en grasas como la leche y los productos lácteos, así como el brócoli, almendras, semillas de sésamo y otras fuentes.

La cantidad de calcio que se necesita para tener huesos sanos depende de la edad, estilo de vida y otros factores, pero fundamentalmente debemos tener en cuenta que el calcio trabaja en sinergia con el magnesio, vitamina D y vitamina K para construir un sistema óseo saludable, así como también debemos saber que un exceso alimentos grasos o dulces en la dieta puede agotar las reservas de calcio y debilitar los huesos.

Imagen: MF


Escribe un comentario