Nuevos cereales en la alimentación

avena

Fibra, hidratos de carbono complejos, proteínas, micronutrientes… el aporte de los cereales en una dieta equilibrada es esencial. Hoy, existen nuevos cereales en las estanterías de nuestras tiendas. ¿Cuál es su interés y cuál es la mejor forma de comerlos?

El amaranto es originario de América del Sur. Los incas cultivaban esta hierba como un cereal, y se comían las semillas. Rico en hierro y en lisina, un aminoácido raramente presente en los cereales, se puede consumir en una dieta sin gluten. Es fácil de cultivar, incluso puede crecer en el jardín de casa.

La avena no es nueva, pero no pensamos en ello lo suficiente. En el contexto de la dieta, se consigue una sensación de saciedad rápida. Su alto contenido en fibra soluble ayuda a combatir las enfermedades del corazón y normalizar el tránsito intestinal.

El Kamut es el antepasado egipcio del trigo. Los granos, el doble de grandes que los del trigo, contienen el doble de proteínas y e ácidos grasos insaturados. Su alto contenido en selenio hace de él un aliado fenomenal para combatir las enfermedades cardiovasculares. El magnesio y el zinc ayudan a combatir la fatiga. Las personas con intolerancia al gluten pueden comer kamut en vez de trigo, y se suele encontrar en forma de bulgur, sémola, copos y muesli.


Escribe un comentario