Nueces y avellanas: potencian las defensas del cuerpo

Las avellanas son especialmente ricas en ácidos grasos omega 9. Contienen también mucha vitamina E, que ayuda a neutralizar los radicales libres perjudiciales para la salud y protegen el cuerpo de la contaminación y otros tóxicos, junto con vitamina B6, que se necesita para crear cisteína, un aminoácido clave para el sistema inmunológico.

Por su parte, las nueces poseen glutationa, importante sustancia antioxidante que fomenta el dearrollo de los linfocitos, nuestras células inmunológicas. Además, son ricas en ácido alfa linoleico, que ayuda a reducir los niveles de colesterol y refuerza la salud del corazón. Al igual que las avellanas son ricas en vitamina E.


Un comentario

  1.   s r b. dijo

    divino alimento

Escribe un comentario