Niños, cucarachas y asma

01

Las cucarachas han sido identificadas como un factor desencadenante en diversos niveles de asma entre los niños en Nueva York, ya que en algunos entornos el 19 por ciento o casi 1 de cada 5 niños sufren de asma, la cual alcanza alrededor del 3 por ciento.

El tráfico, las industrias y otras fuentes de contaminación del aire en espacios abiertos han sido culpados en el pasado como desencadenantes de la condición asmática, sin embargo los investigadores de la Universidad de Columbia han descubierto que los niños que viven en ambientes con altos índices de asma, son dos veces más propensos a no tener anticuerpos hacia los insectos.

Además de eso, las casas del barrio con los índices de asma más alto contienen alérgenos producidos por las cucarachas que se incluyen en el polvo doméstico, este estudio ofrece una prueba más de que la exposición a las cucarachas es una parte de esta historia, dijeron los investigadores.

Los alérgenos producidos por las cucarachas en realidad contribuyen a las diferencias en la prevalencia de asma, incluso en entornos urbanos altamente densos, para el estudio que fue publicado en la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology, en el cual un equipo visitó 239 casas con siete y ocho niños de un año, la mitad de ellos vivían en zonas con tasas altas de asma.

Durante la visita los investigadores recolectaron el polvo de la cama de los niños, a continuación tomaron muestras de sangre para buscar anticuerpos contra alérgenos diferentes asociados con el asma, incluyendo perros, gatos, ratas, ácaros, cucarachas y proteínas.

Casi 1 de cada 4 niños en un ambiente con altas tasas de asma es alérgico a las cucarachas, en comparación con 1 de cada 10 niños que viven en las zonas donde el asma es menos común.

Las cucarachas dejan proteínas que son inhaladas por los seres humanos y así se puede convertir en alérgico, aumentando las posibilidades al desarrollo del asma.

Imagen: flickr


Escribe un comentario