Niños y obesidad

Niños y obesidad

La obesidad infantil es un padecimiento cada vez más común y que afecta enormemente a la salud y autoestima de los niños. Aunado a esto, los efectos del sobrepeso se pueden extender hacia la edad adulta ocasionando problemas respiratorios, cardiovasculares y psicológicos.

El problema estriba en un consumo excesivo de calorías presentes en grasas, azúcares y sal, y en una vida poco activa o completamente sedentaria (aunque también puede deberse a una condición genética).

  • Nutrición deficiente

Contrario a lo que se pensaría, los niños obesos pueden sufrir de desnutrición pues los alimentos que ingieren por lo general no cuentan con la cantidad adecuada de vitaminas, minerales y otros nutrientes importantes.

Esto puede conllevar un retraso en el crecimiento y desarrollo psicomotor, además de problemas con el lenguaje y enfermedades tales como la anemia.

  • Otras consecuencias

Además de una pobre nutrición, esta condición puede generar un bajo rendimiento escolar y un aislamiento debido al rechazo social. De la misma manera, durante la adolescencia se pueden generar trastornos alimenticios severos debido al cambio de imagen que el niño o adolescente percibe de sí mismo.

  • Soluciones

Es importante acudir con un médico especialista pues la alimentación en niños es diferente que la de adultos, por lo que no es recomendable que los padres determinen por sí solos la dieta a seguir. Otros consejos son:

  1. Beber muchos líquidos sin azúcar o edulcorantes; una buena opción son las aguas de frutas naturales.
  2. Realizar actividad física regularmente.
  3. Conocer los gustos y preferencias de los hijos para poder combinar alimentos nutritivos con comida que les encante y que sea divertida.
  4. Contar con el apoyo familiar, para que todos los integrantes coman de manera saludable –pues el ejemplo es lo más importante para un niño-.
  5. De ser necesario, recibir apoyo psicológico para generar confianza y autoestima.

Fuente: Reforma. Comer bien

Imagen: flickr


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario