Niños y nutrición en la escuela

Tentempiés divertidos

Se considera que una dieta balanceada debe estar formada por cinco tiempos: desayuno, comida y cena, además de dos ligeros refrigerios o tentempiés que pueden consumirse al medio día y durante la tarde.

En el caso de los niños, es de vital importancia el refrigerio que ingieren en la escuela pues éste ayudará a que el rendimiento escolar mejore y a que la energía en ellos se mantenga constante. Para esto, existen alimentos recomendables y otros que no lo son tanto:

  • Alimentos sugeridos:

Fruta fresca.- Fruta fresca de temporada es ideal para crear cocteles variados y coloridos a los cuales se puede agregar yogur, avena y miel de abeja.

Verduras.- Ensaladas con diferentes verduras y con aderezos hechos en casa (como limón y sal o yogur con puré de tomate, pimienta y sal) son ideales para una buena nutrición.

Cereales y granos.- Palomitas de maíz, barras de fibra o bocadillos con atún, queso ricota o crema de cacahuate son recomendables.

Líquidos y bebidas.- Agua simple o agua de frutas con poca azúcar son benéficas para los niños.

  • Alimentos a evitar:

Alimentos con alto contenido de azúcar, grasas y sal, o harinas y frituras sólo harán que el niño se vuelva somnoliento hacia el final del día escolar. Asimismo sustancias irritantes (como picantes) y comidas pesadas (como embutidos y aderezos llenos de grasa) pueden generar problemas gástricos.

  • Recomendaciones:

Es importante saber qué les gusta a los hijos y que no, pues si se incluye en su refrigerio algo que no sea de su agrado, simplemente no se lo comerán. También es muy importante la creatividad a la hora de preparar el almuerzo: se pueden mezclar colores y usar cortadores de galletas para convertir viandas comunes en comida divertida para los niños.

Fuente: Reforma. Comer bien

Imagen: flickr


Escribe un comentario