Siete razones para nadar en verano

Piscina

Aunque puede practicarse durante todos los meses del año en piscinas cubiertas, el verano es la época ideal para hacer natación, ya que se multiplican los lugares donde podemos llevar a cabo esta beneficiosa actividad física.

Ir a nadar dos o tres días por semana, además de ayudarnos a perder peso (aproximadamente 511 calorías por cada hora de nado), es ventajoso para otros muchos aspectos de la salud, algunos de los cuales, los más importantes, destacamos a continuación.

  1. Fortalece los pulmones y el corazón
  2. Reduce el estrés
  3. Mejora el sistema inmunológico
  4. No maltrata huesos ni articulaciones (al contrario que otros tipos de ejercicio)
  5. Ayuda a recuperarse de lesiones más rápido durante procesos de rehabilitación
  6. Aumenta la autoestima
  7. Trabaja todos los músculos del cuerpo

Como habrás podido comprobar en la lista de siete puntos que hay sobre estas líneas, zambullirse en la piscina no sólo es divertido, sino que también es una actividad con numerosos beneficios para la salud ,que pueden practicar las personas de todas las edades, desde niños hasta ancianos. Nadar es bueno, y en verano es cuando más sencillo lo tenemos para hacerlo.

Más información – Los diez beneficios de caminar


Escribe un comentario