Nadar en agua fria baja de peso

01

Nadar en agua fría es sin duda más difícil, sin embargo si se quiere quemar más calorías se ha comprobado que nadar en agua fría es una manera efectiva para que el cuerpo se vea obligado a trabajar más incrementando todos los procesos metabólicos y por lo tanto quemando más grasa corporal.

La natación es un ejercicio cardiovascular muy completo y puede fortalecer el músculo cardíaco mejorando el aporte de oxígeno a diferentes partes del cuerpo, además de brindar una mayor resistencia y flexibilidad a nivel muscular, así como un mayor equilibrio físico traduciéndose en una mejor postura.

Nadar en agua fría quema más calorías porque la temperatura del agua al ser más fría que la temperatura del cuerpo, obliga al cuerpo a normalizarla quemando calorías para ello, así que ese proceso de normalización requiere de una gran cantidad de combustible o energía, por lo tanto si se encuentra en una zona fría, el cuerpo quema calorías con más rapidez perdiendo peso más rápido.

Las reacciones de escalofrío provocada por bolsas fría también puede acelerar el sistema metabólico del cuerpo, así como en climas muy fríos el metabolismo de los alimentos funciona más rápido y éstos se digieren más rápido quemando más calorías en el proceso y no causando depósitos de grasa en el cuerpo.

Sin embargo no es recomendable nadar en un agua demasiado fría, ya que existe el riesgo de hipotermia o disminución drástica de la temperatura corporal, que produce síntomas tales como un pulso débil, respiración superficial, somnolencia o muy baja energía, confusión o dificultad para pensar y hablar arrastrando las palabras o entre dientes, traduciéndose en un peligro cardiaco dependiendo del estado de salud y la edad.

Imagen: flickr


Escribe un comentario