Musica y presion arterial

image La música afectaría la presión sanguínea, actuando favorablemente sobre un gran numero de afecciones relacionadas al sistema circulatorio, como un ataque cardíaco o un accidente cerebro-vascular, según descubrieron científicos italianos.

Los investigadores encontraron que la música con ritmos más rápidos aumentan la presión arterial y la frecuencia cardiaca, mientras que la música más lenta la redujo y el mismo efecto se logró también cambiando poco a poco el volumen de la música.

Mediante la combinación de música lenta y rápida era posible controlar el sistema cardiovascular y finalmente ayudar a su rehabilitación.

También se descubrió que la inflamación era inducida por la excitación en crescendos moderados, mientras que el volumen de reducción de decrescendos inducia la relajación.

Cuando la música se detuvo, la respiración, frecuencia cardiaca y presión arterial bajaron, a veces por debajo de la tasa de inicio, pero la música lenta causó las caídas en los parámetros cardiacos.

Los resultados fueron divulgados en la Revista de la Asociación Americana del Corazón por la Universidad de Pavia, en Italia.


Escribe un comentario