Las cinco reglas alimentarias de las mujeres

Mujer hace la compra

Unos hábitos de alimentación saludables son beneficiosos tanto para hombres como para mujeres, pero, debido a las diferencias entre ambos sexos, existen una serie de necesidades, distintas en uno y otro caso, que deben ser atendidas. A continuación, ofrecemos las más importantes en el caso de las mujeres:

La base de la dieta: La fruta y las verduras de hoja verde deben tener un gran protagonismo en la dieta, además de los cereales integrales y las legumbres, que aportan fibra para el tránsito intestinal y sacian el apetito, además de energía para afrontar el día a día más exigente sin riesgo de padecer cansancio o fatiga.

Huesos fuertes: Las mujeres tienen mayores probabilidades de desarrollar osteoporosis que los hombres, por eso es fundamental que durante toda su vida, y especialmente después de la menopausia, no descuiden la ingesta de alimentos ricos en calcio y vitamina D (necesario para absorberlo).

Proteínas sólo las necesarias: Las proteínas son parte esencial de cualquier dieta saludable, pero ingerir demasiadas proteínas animales puede ser particularmente peligroso para las mujeres, ya que puede llevar a la pérdida de calcio.

Hierro para prevenir la anemia: Durante la menstruación, las mujeres pierden importantes cantidades de este mineral, por lo que deben asegurarse que toman suficiente hierro para así poder prevenir el déficit de hierro y la anemia.

Recortar en alcohol y cafeína: Las mujeres que toman más de dos bebidas alcohólicas al día tienen un mayor riesgo de padecer osteoporosis, mientras que la cafeína interfiere en los niveles hormonales y puede aumentar, además, la pérdida de calcio.


Escribe un comentario