Movimiento “Slow Food”

Comida rápida

Desde a mediados del siglo pasado, las opciones de comida comenzaron a volverse más sencillas –y menos nutritivas-, hasta desembocar en la comida rápida o fast food que nos ha invadido en la actualidad.

Sin embargo, desde antes de los años 90’s, algunas personas comenzaron a ver el lado negativo de esta forma de alimentación, alegando el alto contenido de grasas, azúcares y calorías que la mayoría de estos alimentos tenía.

El principal movimiento contra la comida rápida fue el de “Slow Food”, nacido en Italia y muy bien recibido en Francia. Dicho movimiento promueve una nueva actitud y filosofía hacia la comida, haciendo énfasis en el placer y el conocimiento.

Algunos objetivos de este movimiento son: “Elevar la cultura alimentaria en la ciudadanía…con el objetivo de lograr la plena conciencia del derecho al placer y al gusto”. Asimismo, “Promover la calidad de una vida distinta, basada en el respeto al ritmo y tiempos naturales…”.

A continuación, algunas sugerencias para que adoptes este estilo de vida:

  1. No comas mientras hagas otras actividades; ver la televisión, manejar, leer, estar en la computadora o hablar por teléfono, son algunos ejemplos en los que no debes picar bocadillos.
  2. Come despacio y con conciencia, y disfruta el sabor de cada bocado que ingieres.
  3. Come sentado y concéntrate en socializar si estás acompañado; y sobretodo, relájate.
  4. Toma al menos 20 minutos para comer, no importa que acabes antes. Quédate sentado mientras comienza la digestión, y de esa forma tu cerebro registrará la señal de que tu estómago se encuentra lleno.
  5. Utiliza una vajilla y vaso bonitos, y de preferencia, usa platos que no sean muy grandes para de esa forma evitar servirte porciones más grandes que no necesitas –con lo que comeras de más-.

Imgen: flickr


Escribe un comentario