Molestias y aftas bucales, remedios y causas

aftas-bucales

Las úlceras, aftas o molestias bucales son cada vez más comunes en ls personas, pueden aparecer en cualquier parte de la boca y son de lo más incómodas. Se trata de lesiones planas con centro blanquecino que lo rodea una zona roja e irritada.

Causa dolor y escozor, no son contagiosas pero pueden ponernos de mal humor si no se tratan adecuadamente. Cuando nos disponemos comer y beber nos acordamos más de ellas.No se sabe exactamente cuál es la mayor razón de su aparición, pero sí que hay una conexión directa con el sistema inmunológico del organismo. Ya que cuando se está más débil o nos encontramos con las defensas bajitas, somos más propensos para padecer aftas bucales.

Causas más comunes

Hay personas que son más propensas a padecer este tipo de molestias, sin embargo, se han descubierto que las aftas pueden aparecer por las siguientes razones, toma nota:

  • Por genética: la genética es caprichosa y hace que heredemos trastornos y enfermedades leves que pueden afectarnos el día a día.
  • Un mordisco: a quién no le ha pasado que sin querer se muerde el labio o la lengua, esto puede provocarnos una pequeña herida que puede convertirse en un afta bucal.
  • Ortodoncia: el llevar un corrector dental producirnos llagas y pequeñas heridas.
  • Por si no fuera suficiente padecer un catarro o una gripe, muchas veces se nos junta con alguna afección bucal.
  • La menstruación debido al cambio hormonal puede provocar que aparezcan aftas bucales.
  • El estrés y la ansiedad.
  • No mantener una buena higiene bucal.

Cómo tratar las aftas bucales

En muchas ocasiones no se necesita de un tratamiento específico para tratarlas ya que de la misma forma que vienen, se van. Aparecen cuando uno menos se lo espera, molestan varios días y se marchan sin decir nada. Aun así, cada persona es un mundo y en ocasiones puede resultar complicado curarlos. A continuación os proponemos algunos consejos:

  • Enjuagues bucales que adormecen la zona afectada.
  • Tomar antiinflamatorios para los casos más graves que ayudarán a cicatrizar a su vez la infección.
  • Debemos no confundir un afta bucal, que se encuentra en el interior de la boca con un herpes labial, el cual suele formarse en el labio inferior o superior. En ese caso, hay que combatirlo con productos antivíricos.

Escribe un comentario