Mitos de la fertilidad

image Las parejas que buscan tratamiento para la fertilidad pueden encontrarse bombardeadas con consejos contradictorios sobre la mejor manera de concebir, ya que existen muchos mitos populares que la ciencia va desvelando poco a poco.

Una de las perlas más comunes de la sabiduría popular relacionada con la fecundidad es que un hombre debe usar calzoncillos amplios para aumentar su potencia sexual, ya que la circulación de aire alrededor de los órganos reproductivos aumentaría la producción de espermatozoides, evitando el sobrecalentamiento de la zona, algo que fue totalmente refutado por expertos en fertilidad.

Los entusiastas del naturismo afirman que las hierbas pueden mejorar la fertilidad, por ejemplo la ortiga o la bien llamada Dong Quai, una planta china que supuestamente mejora las posibilidades de implantación del embrión.

Otras propuesta de los defensores de la medicina alternativa y que muchas madres apoyan, es la utilización de las hojas de frambuesa, que según afirman tonifica el útero.

Así como el zumo de pomelo se dice que tiene un efecto sobre el moco cervical, por lo tanto favorece la aceptación del esperma por parte del óvulo.

La evidencia científica para apoyar dicha afirmación es escasa, pero si se puede afirmar que el jugo es rico en vitaminas pudiendo actuar en ambos sentidos.


Escribe un comentario