Miel de hierbas, una opcion muy saludable

miel

La combinación de la miel con hierbas medicinales es un excelente remedio natural y muy potenciado, que puede ser utilizado para tratar dolencias comunes o simplemente por el placer de disfrutar un sabor distinto de este maravilloso regalo de la naturaleza que es la miel.

La miel y las hierbas son muy bien conocidas por sus propiedades medicinales naturales desde la antigüedad, ya que la miel es antibacteriana por excelencia, previene la infección, la inflamación y alivia el dolor de garganta.

Las hierbas son los medicamentos de la naturaleza cuyos beneficios se ven potenciados cuando se combinan con la poderosa miel, siendo la mejor para realizar esta maravillosa combinación, la miel en bruto, por ser muy rica en enzimas, ya que las comerciales suelen pasar por un proceso de pasteurizado, que disminuye su propiedades medicinales o principios activos.

Consejos para hacer la miel a base de hierbas:

1. Utilice una cucharada de hierbas frescas o la mitad de una cucharadita de hierbas secas, por cada 2 tazas de miel.

2. Si las hierbas son frescas, lo ideal es molerlas para ayudar en la infusión.

3. Envuelva las hierbas en una gasa.

4. Coloque en un recipiente caliente la miel y hierbas (no más de 80º), siendo muy importante no calentar la miel demasiado o las enzimas se destruirán.

5. Ponga la miel y las hierbas en un frasco de conservas grande con una tapa que cierre bien, previamente esterilizado (hervido).

6. Dejar esta miel de hierbas que se asiente a temperatura ambiente en un lugar oscuro, durante al menos una semana para utilizarlo inmediatamente, siendo lo ideal 21 días.

 

Imagen Vía: Flickr


Escribe un comentario