Para conservar la memoria, aguacate, manzana y arándanos

Aguacate

La memoria nos hace ser quienes somos. Gracias a esta función de nuestro cerebro, podemos acceder a nuestros recuerdos, pero también es fundamental para acordarnos de cómo se llevan a cabo desde las tareas más sencillas (como, por ejemplo, cepillarse los dientes) hasta aquellas más complicadas (como conducir o desarrollar algún tipo de trabajo técnico).

De este modo, cuando la memoria comienza a fallar, algo que puede suceder con la edad, parte de lo que somos se ve amenazada, pero también aquello que podríamos llegar a ser, ya que la capacidad de aprendizaje también se ve afectada. Por eso es tan importante cuidar este aspecto de nuestro cerebro ya desde jóvenes, y para hacerlo pocos alimentos hay mejores que los que detallamos tras el salto:

Aguacate: Sus grasas monoinsaturadas saludables aumentan el flujo de sangre hacia el cerebro. Eso significa más oxígeno llegando a las partes de este órgano que nos ayudan a pensar y recordar detalles.

Manzana: La manzana podría tener propiedades beneficiosas contra la demencia. La vitamina C es un nutriente que reduce el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer.

Arándanos: Los nutrientes que contienen estas bayas ayudan a revertir los problemas que puede causar el envejecimiento en las funciones cerebrales. Mejora la capacidad de aprendizaje, las habilidades motoras y la vista.

Además del aguacate, la manzana y los arándanos, otros alimentos que han demostrado ser beneficiosos para conservar la memoria en buen estado son el chocolate negro y el té verde.


Escribe un comentario