Meditar incrementa la capacidad cerebral

image Las exploraciones del cerebro han demostrado que las personas que meditan son capaces físicamente de ampliar partes de sus cerebros, incrementando los lóbulos frontales, que son la parte encargada de controlar la concentración, la atención y el área donde hacemos gran parte de nuestro análisis de los problemas.

Los meditadores también son capaces de acumular más materia gris en el cerebro medio (que se ocupa de funciones como la respiración y la circulación sanguínea) …

y la corteza prefrontal dorsolateral (importante para los músculos, la coordinación y la memoria activa).

También muestran cambios en la estructura del tálamo, una parte del cerebro crucial para el flujo de procesamiento de la información para todas las partes del cuerpo.

Un investigación de los EE.UU. ha demostrado que las personas que asisten regularmente a servicios religiosos viven más que aquellos que no lo hacen.

Aunque algunos de estos beneficios deben estar en la conexión social, los escáneres muestran que la meditación en el cerebro responde de manera similar a como lo hace en la oración religiosa.


Escribe un comentario