Medicamentos para perder peso y sus riesgos

01

Hay gran cantidad de medicamentos que han inundado el mercado para bajar de peso, pero sin embargo según una investigación científica sobre el tema, no existe ninguna droga que sea realmente segura, ya que casi todas ellas tienen sus riesgos.

Durante siglos los científicos han tratado de descubrir medicamentos contra la obesidad inocuos, pero todavía no lo han logrado, ya que hasta hoy las drogas no se han convertido en una respuesta eficaz al problema del sobrepeso o la obesidad, a pesar de la inversión de miles de millones de dólares han sido gastados en investigaciones.

Según las investigaciones se sabe que la obesidad no es sólo el resultado de comer mucho, sino que representa un problema multi-factorial, por lo tanto no es posible que un medicamento pueda superar todos los factores y por ello los investigadores médicos de Brookhaven National Laboratory dijeron; "No tenemos ninguna droga milagrosa para la obesidad, que sea completa". Porque la posibilidad de obtener un droga sin efectos secundarios en el cuerpo, es cero.

Algunos ejemplos sobre los efectos secundarios de los medicamentos para la obesidad son:

1-Los medicamentos con receta que aceleran el metabolismo pueden conducir a accidentes cerebrovasculares,  diabetes y problemas cardiovasculares.

2-Los medicamentos que actúan bloqueando la absorción de grasas en el cuerpo, pueden causar efectos secundarios desagradables, como la diarrea.

3-Los medicamentos que suprimen el apetito tienen efectos adversos tales como la depresión psicótica y pensamientos suicidas.

Las personas con exceso de peso tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y riesgo de accidente cerebrovascular, por ello si se añaden las drogas, estos riesgos se incrementan, dicen los investigadores.

Es difícil conseguir drogas para la pérdida de peso que sean realmente eficaces y no tengan efectos secundarios, ya que el aumento de peso puede deberse a condiciones biológicas, sociales, psicológicas y ambientales, redundando en factores emocionales.

Así que no es posible tantos factores puedan ser tratados por una cápsula.

Imagen: flickr


Escribe un comentario