Mas mitos sobre las dietas

25

El amplio mundo de las dietas como en todo lo que conforma la vida humana, se encuentra rodeado de mitos o dichos populares, algunos ciertos y otros no tanto, siendo la ciencia la encargada de respaldarlos o descalificarlos, por ello vale la pena conocer algunos de ellos y su veracidad.

Aquí les brindamos algunos mitos sobre las dietas, para tener en cuenta:

  • Beber mientras comemos, engorda.

Este concepto resulta erróneo por considerar que los jugos digestivos y las enzimas son diluidas por el agua, lo cual hará más lenta la digestión y por lo tanto cuando esto sucede podría inducir a un aumento de peso, pero no hay evidencia científica que apoye tal teoría y de hecho sí se ha comprobado que el agua potable cuando se combina con la comida mejora la digestión.

En cambio las bebidas alcohólicas o endulzadas,pueden engordar, pero en todo momento, antes, durante o después de una comida.

  • Los alimentos de noche se engordan más.

Muchas dietas pregonan que no se debe comer después de cierta hora de la tarde, ya que esto induce al cuerpo a que almacene más grasa, que no va a ser quemada por cualquier actividad, en función del horario.

Un estudio llevado a cabo en el Centro de Nutrición Dunn de Cambridge sugiere lo contrario, ya que los resultados obtenidos revelaron que los voluntarios del estudio cuando tomaron un gran comida tarde en la noche, ésta no hizo que el cuerpo almacene más grasa.

  • Un metabolismo lento evita la pérdida de peso.

Esto es un mito muy difundido en el mundo de las dietas, sin embargo los estudios han demostrado que el metabolismo en reposo o el número de calorías quemadas por el cuerpo en reposo, aumenta a medida que las personas se vuelven más gordas.

En otras palabras, cuanto más grande se es, más calorías se necesitan para mantener su cuerpo en marcha y es más activo el metabolismo.

El aumento de peso ocurre cuando el número de calorías consumidas, es mayor que las que el cuerpo utiliza, pero desafortunadamente, la gente cada vez es más sedentaria y por lo tanto quema menos calorías, siendo éste aparentemente el factor crucial de la creciente ola de obesidad a nivel mundial.

Imagen: MF


Escribe un comentario