Margarina, mantequilla y salud

022

Durante años la margarina fue considerada desde el punto de vista nutricional como una alternativa saludable, particularmente para el corazón, ya que se elaboraba a partir de aceites vegetales a diferencia de la mantequilla que provenía de fuentes animales cuyas grasas son del tipo saturado o mala para la salud, sin embargo actualmente estos conceptos han cambiado.

Por simple razonamiento la gente se volcó al consumo de margarinas por considerar su procedencia vegetal y por lo tanto natural, que a largo plazo beneficiaria su salud cardiaca por ejemplo, ya que su contra parte la mantequilla, de consumo tan común como antiguo, estaba compuesta de grasas saturadas o insalubres para el corazón, pero todos nos equivocamos.

La investigación demostró que la margarina es la peor elección nutricional para la salud del corazón, comparada con la tradicional mantequilla, siendo el motivo principal su gran contenido de “grasas trans” obtenida de los aceites parcialmente hidrogenados.

Un estudio de salud encontró en las mujeres que consumían 4 cucharaditas de margarina al día, tenían un riesgo mayor a padecer enfermedades cardiacas en un 50 por ciento, comparadas con aquellas que no la consumían.

Las grasas trans elevan los niveles de colesterol malo o LDL, lo cual se traduce en el incremento de procesos inflamatorios, que estimula a una hiperactividad del sistema inmunológico, encontrándose implicada la diabetes y otras enfermedades crónicas del tipo inflamatorio como los reumas, así como la aterosclerosis, las enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, por el engrosamiento interno de las paredes de las arterias y su posterior obstrucción, que pone en riesgo la vida ante la generación de trombos sanguíneos.

Se debe tener muy en cuenta que incluso pequeñas cantidades de grasas trans en la dieta diaria puede resultar nocivo para la salud, ya que cada adicional del 2 por ciento de grasas trans al día, deriva en un incremento del riesgo de enfermedad coronaria hasta un 23 por ciento.

Imagen: MF


Escribe un comentario