Magnesio, amigo de las articulaciones

56

El magnesio es un mineral alcalino esencial para toda la funcionalidad orgánica, ya que contribuye a la producción de energía y ayuda a regular los niveles de nutrientes, vitaminas y otros minerales, particularmente el calcio y ha demostrado ser muy efectivo para tratar naturalmente el dolor articular.

Niveles adecuados de magnesio se deben obtener a través de una dieta equilibrada, pero cuando existe deficiencia del mineral y bajo prescripción profesional, se puede consumir en forma de suplementos, así como la combinación de ambos suele dar los mejores resultados aliviando los distintos dolores de carácter articular.

Suplementos de magnesio

Tomar suplementos de magnesio podría ayudar a aliviar ciertos tipos de dolor en las articulaciones, pero siempre bajo prescripción profesional, ya que se debe evaluar la condición a tratar para obtener los mejores resultados, así por ejemplo los suplementos que combinan ácido málico y magnesio, han demostrado mejorar el dolor de la fibromialgia, según un estudio de la Universidad de Maryland Medical Center, en el cual los pacientes que tomaron magnesio durante dos meses.

El sulfato de magnesio es conocido comúnmente como sal de Epsom, pueden ayudar a aliviar dolores en las articulaciones menores, realizando baños con agua tibia y sal, alivia la inflamación de la artritis, las lesiones y otras condiciones relacionadas con las articulaciones, ayudando a reducir el dolor.

Algunos medicamentos recetados para el dolor articular, incluyendo trisalicilato magnesio, incluyen al magnesio como parte de la fórmula anti-inflamatoria, utilizándose a menudo para tratar el dolor articular de la artritis.

La mayoría de las personas obtienen suficiente magnesio a través de su dieta regular, excepto cuando existan problemas de base tales como; los gastrointestinales, enfermedades renales, diabetes e hipertiroidismo puede llevar a niveles bajos de magnesio. También para evitar esto, se debe restringir o anular el consumo de excitantes como; la cafeína, el alcohol y el exceso de sodio, particularmente si se sufre de dolor en las articulaciones, ya que pueden conducir a un aumento del dolor y a reducir los niveles de magnesio.

Consejo saludable; el magnesio por sí solo no es suficiente para combatir el dolor crónico de la articulación, pero ayuda mucho a reducir los síntomas cuando se combina con un tratamiento convencional.

Imagen: Flickr


Escribe un comentario